14.12.07

dos actores

eran las seis de la tarde y teniamos las cortinas abiertas pq justo habia caido la noche en nyc y aun no habiamos tenido tiempo de cerrarlas, estabamos los dos aburridos en el sofa leyendo a la luz cenital y anaranjada del salon hasta q sono aquella cancion de mattafix que tanto nos gusta; nos miramos y empezamos a quitarnos la ropa lentamente. al cabo de poco estabamos uno encima del otro desnudos y algo sudorosos. los dos sabiamos que desde fuera se nos podia ver ya que la oscuridad de la calle contrastaba con las luces encendidas de nuestro piso pero ni tu ni yo nos levantamos para remediarlo, mas bien al contrario, nos esforzamos en hacer cada movimiento mas erotico y sensual, cada grito mas alto y entrecortado. parecia que queriamos lucirnos por si alguien nos podia ver desde su ventana, pero ninguno de los dos queria reconocerlo. Lo bueno es que a la vez estabamos excitandonos de una manera increible, pareciamos dos actores en su mejor papel. yo me moria por apoyarte en la ventana para que notaras el frio del cristal en invierno por detras y mi cuerpo caliente por delante, pero no sabia si eso te pareceria demasiado osado, hasta que fuiste tu la que me empujaste hacia el ventanal y fui yo quien noto un escalofrio al notar el cristal helado en mis nalgas y tu cuerpo caliente entrando en mi miembro.

2 comments:

angelaaa said...

quantes vegades hem sentit la mateixa sensació... com creix l'excitació pel simple fet de pensar que podem ser vists... una besada inmensa des de Mallorca!!!!

nica said...

què serà que tots tenim part de voyeurs i d'exibisionistes...i sinó que aixequi la mà qui pensi el contrari.
tt